Monday, March 26, 2007,5:59 PM
Cuentos de grullas que tejen seda

Artículo publicada en la revista Círculo Mix Up,
Febrero de 2007

Todo aquel que durante su primer acercamiento a la literatura haya tenido un encontronazo con los inmensos bloques de texto que no dejan espacio para las ilustraciones, debería darle una oportunidad al deslumbrante trabajo de The Decemberists.

Y es que entregarse a la música de estos oriundos de Portland es como abrir un gran libro de ilustraciones en el que se ven inmiscuidos amantes suicidas, piratas sádicos y asesinos sanguinarios en aventuras épicas brillantemente narradas.

The Decemberists trazan paisajes en los que se balancean muy bien la riqueza temática y la fuerza musical. Los sucesos y aventuras que recuperan en cada canción evolucionan hasta convertirse en verdaderas suites con segundas y terceras partes.

A lo largo de seis años de carrera (y cuatro discos producidos), Colin Meloy, cantante, guitarrista y capitán de esta nave, ha creado un universo en el que las letras teatrales de distintos tiempos y latitudes se revisten con un pop-folk que en sus momentos de mayor complejidad navega por las turbulentas aguas del rock progresivo.

Al igual que la temática de sus canciones, el sonido de The Decemberists tiende a la bipolaridad, y aún cuando sus bases melódicas proyectan un picaresco optimismo, bajo la superficie hay líneas narrativas que suelen ser (cuando menos) melodramáticas y oscuras, para recordarnos que no todos los cuentos tienen un final feliz.

No es casual que una banda acostumbrada a contar historias épicas haya definido el concepto de su más reciente disco en los pasillos de una librería de Portland: The Crane Wife, el cuarto disco de la banda y primero con la gigante Capitol Records, retoma una antigua historia japonesa que Colin Meloy musicalizó en un elaborado paisaje sonoro de más de diez minutos de duración dividido en tres partes.

Los Decemberists han dado un salto a las grandes ligas, pero manteniéndose fieles a su sonido. La evolución creativa de la banda es evidente; han salido de su zona de confort para experimentar con ejecuciones musicales mucho más arriesgadas.

Una banda destinada a volar por encima del plano terrenal de la escena indie.

The Decemberists
The Crane Wife

Capitol
2006

Labels:

 
posted by drneon
Permalink ¤


2 Comments:


  • At April 9, 2007 at 6:31 PM, Blogger Fernando

    ¡Este disco es una maravilla! pero el Castaways and cutouts y el Picaresque son para tirar libaciones por doquier; excelentes.

    Gracias (infinitas) por la recomendación (de nuevo).

     
  • At October 15, 2007 at 9:44 AM, Blogger Ros

    Pues voy a buscarle más a esta banda, otra vez gracias por el tip!