Tuesday, October 16, 2007,1:51 PM



UNKLE
Realidad mata Ficción

Por Pedro Escobar

Artículo publicado en el número de Octubre 2007
de la revista Indie-Rocks!


El problema con la ciencia ficción es que resulta mucho mas creíble cuando nos plantea sus bondades tecnológicas dentro de un entorno sumamente jodido.


No es casual que los escenarios futuristas planteados por escritores como Phillip K. Dick (Blade Runner, Minority Report) nos resulten mucho más verosímiles que los de Star Wars solo por el hecho de que su entorno nos resulta familiar a las condiciones caóticas del mundo actual. El futuro será apocalíptico o no será.

En estos tiempos ya nadie compra la idea de que el futuro pueda ser un lugar mejor para vivir. Cada esfuerzo que se hace por mejorar el planeta va acompañado de cien más por exterminarlo. Lo cual nos deja mirando angustiosamente los minutos que nos quedan antes de que la bomba estalle en nuestras manos.

Este sentimiento de incertidumbre se aborda en el video de “Burn My Shadow”, primer sencillo del nuevo disco de U.N.K.L.E. : “War Stories”, editado por el sello indie Mo' Wax Records.

En el video dirigido por Miguel Sapochnik, un hombre despierta después de una larga noche de farra con un reloj en cuenta regresiva pegado a su pecho, conforme avanzan los segundos, el protagonista trata desesperadamente de entender las causas que lo llevaron a esa situación, sin darse cuenta de que en esos momentos vale mas apelar al instinto de sobrevivencia que al pensamiento racional.

La analogía que hace esta escena Kafkiana, empata a la perfección con la situación actual del planeta, en donde el miedo y la incertidumbre son lugares comunes que se abordan a lo largo de 14 tracks que integran el regreso de James Lavelle al frente del colectivo de electro rock U.N.K.L.E.

A 4 años de distancia de “Never, Never Land” y a casi diez de su aclamado debút “Psyence Fiction”, James Lavelle toma una vez más las riendas de el proyecto que inició en 1998 al lado de Dj Shadow, y que ha logrado reunir a colaboradores de la talla de Thom Yorke, Richard Ashcroft, Ian Brown y Gavin Clarke a lo largo de casi una década.

En “War Stories”, los colaboradores que acompañan a Lavelle no le piden nada a las alineaciones anteriores. Basta nombrar a Ian Atsbury de The Cult en “Burn My Shadow” y “When Things Explode”, a Josh Homme de Queens Of The Stone Age en “Restless” y a 3D de Massive Attack en “Twilight” para darnos una idea del calibre de esta producción.

La innovadora fusión de electrónica, hip hop, y rock experimental que le valió a U.N.K.L.E. el reconocimiento generalizado por parte de la critica musical en su primer álbum, está de vuelta con “War Stories”, una placa que a diferencia de sus predecesoras ofrece al escucha un sonido más digerible y con buen balance entre las bases rítmicas generadas a partir de percusiones orgánicas y beats generados con sampleos y programaciones digitales.

La música de U.N.K.L.E. permanece tan vigente como hace diez años a pesar de sus múltiples detractores y de gozar de un status parecido al del video teléfono: Aquel elemento futurista de película de ciencia ficción, y cuyo uso hemos desdeñado en favor de seguir hablando desde el anonimato que da la línea telefónica, donde podemos ocultar los rostros sin maquillaje y la cara de desvelado.

Pero... ¿Quién tiene tiempo para mirar a los ojos y hablar de cosas reales cuando el fin del mundo está a la vuelta de la esquina?

Labels:

 
posted by drneon
Permalink ¤ 0 comments
Tuesday, October 9, 2007,5:38 PM

Hard - Fi
Básicos, bailables y provocadores

Por Pedro Escobar

Artículo publicado en el número de Octubre 2007
de la revista Círculo Mix Up

La pregunta obligada en todas las conferencias de prensa que ofrezca Hard Fi en adelante, inevitablemente será: ¿Qué diablos pasó con la portada? Y es que un recuadro amarillo con la palabra “No cover art” deja muchas preguntas con respecto a Once Upon a Time in the West, el segundo largo de la banda nativa de Staines, Inglaterra.



Pero si alguien esperaba que fuera algún tema de fondo la motivación del grupo para elegir una portada tan “provocadora”, seguramente se verá decepcionado con las razones que Richard Archer (cantante y líder de la banda) ha dado acerca de este minimalismo estético: "Quisimos romper las reglas. Las portadas solían darle dimensión a un álbum pero este concepto está limitándose a ser un pequeño cuadrito que aparece en la pantalla del iPod. No necesitamos una foto de la banda en portada sólo porque la gente lo espera… ¡Al carajo! este negocio se trata únicamente de la música".

No es casual que tales declaraciones hayan despertado el instinto asesino de una prensa británica acostumbrada a construir ídolos para después hacerlos pedacitos. Y es que después de varias décadas destinadas a tocar temas de fondo a través de las portadas, sale a colación una pregunta: ¿De verdad necesitaban ponerse de a pechito ante los críticos con una portada que sólo maquilla su posición en contra de las descargas digitales?

Afortunadamente, Once Upon a Time in the West no sólo retoma el nombre y la actitud retadora del western clásico de Sergio Leone, sino también la puntería de Hard Fi para disparar un arsenal de líneas armónicas bien colocadas y su prodigiosa habilidad para crear coros contagiosos que hicieron de su álbum anterior, Stars of CCTV, un éxito comercial de cerca de un millón y medio de copias vendidas.

Hard Fi irrumpió en 2005 con un post punk influenciado por The Clash y The Jam, el cual tuvo su punto mas álgido gracias al éxito de un par de sencillos (“Hard to beat” y “Cash machine”) que apuntalaron el éxito de un material dedicado a narrar la vida en los custodiados suburbios londinenses.

Dos años después, los de Staines regresan con un álbum cuya temática gira en torno al coraje de la clase obrera para vencer las adversidades, los desengaños amorosos y el culto a los dioses contemporáneos como la televisión.


Y aunque la profundidad temática no es el fuerte de la banda, Once Upon a Time in the West es un espléndido exponente del rock básico que Ross Phillips (guitarra), Kai Stephens (bajo), Steve Kemp (percusiones) y Richard Archer (voz y guitarra) dominan gracias a sus exploraciones rítmicas que van desde el post punk hasta el rhythm & blues y un brit pop que nos recuerda lo mejor de Oasis.

Los adornos sonoros corren por cuenta del productor Wolsey White, quien ha puesto especial cuidado en depurar los arreglos de metales y las instrumentaciones de cuerdas y piano.


Al final, Once Upon… ofrece un balance positivo. Se trata de un álbum que se deja escuchar de ida y vuelta, gracias a un agradable manejo de líneas corales que al paso de los tracks van ganando la condición de un divertido “placer culpable” para quien gusta de cantar en el coche o mientras camina con su iPod.



Hard Fi
Once Upon a Time in the West
Warner, 2007

Labels:

 
posted by drneon
Permalink ¤ 1 comments