Monday, May 18, 2009,8:37 AM
The Decemberists, En la corte de la Reina del Bosque


The Decemberists
"En la corte de la Reina del Bosque”

Por: Pedro Escobar


Artículo publicado en el número de Abril 2009
de la revista Círculo Mix Up

Al igual que ocurre con los libros, hay discos que eligen a sus escuchas. “The Hazards of Love” es uno de esos discos diferentes que solo se entienden al escucharse de forma lineal pues se disfrutan en función del tiempo y disposición que se invierta para absorber su contenido.

Cuenta la historia que una tarde, mientras el maestro Jorge Luis Borges paseaba por la calle un joven se acercó a saludarlo. Después de unos momentos el muchacho se atrevió a comentar: “Maestro, lo admiro mucho pero debo confesarle que no entendí una palabra de su más reciente libro”. El autor de “El Aleph”, lo miró de reojo y sin inmutarse le respondió: “No es culpa suya, es solo que el libro no lo escribí para usted”.

La anécdota viene a cuento porque algo similar pasa con la música de The Decemberists, sus canciones llenas de referencias literarias distan mucho de ser temas accesibles para un público masivo. Desde sus inicios, el estilo de este conjunto se ha caracterizado por crear obras épicas desarrolladas en escenarios atípicos, como la guerra civil estadounidense en “Picaresque”(2005) o el folklore japonés en “The Crane Wife” (2006).

No es casual el carácter narrativo en las canciones de Colin Meloy, líder y compositor de la banda, pues el hombre posee un título en escritura creativa por la Universidad de Montana que le ha servido para crear discos perfectamente estructurados en preludios, arcos dramáticos y desenlaces contundentes. En su más reciente entrega, “The Hazards of Love” este proceso ha sido perfeccionado hasta alcanzar la categoría de ópera rock, se trata de una obra que abandona la elegancia del folk rock a la que nos tenían acostumbrados en función de un rock progresivo más versátil y capaz de ilustrar conceptos como el amor, los celos, el terror e incluso el infanticidio, todos ellos temas recurrentes en una obra conceptual dividida en 17 canciones ligadas y escenificadas en 4 actos titulados “The Hazards of Love”.

La trama cuenta el romance lleno de obstáculos de Margaret y William, un extraño habitante del bosque que es capaz de cambiar de forma y cuya madre, la reina del bosque se opone a su relación. El drama se complica cuando aparece un extraño personaje llamado The Rake, que en complicidad con la reina, secuestra a Margaret y la desposa engendrando tres hijos a los que después asesina sin miramientos. Mientras, William permanece encarcelado por su madre hasta que después de múltiples dificultades, logra negociar su liberación por una noche con la condición de regresar antes del amanecer bajo pena de muerte. Nuestro héroe corre al rescate de su amada, pero ya es demásiado tarde, pues Margaret yace moribunda en un bote que navega rumbo al exilio hundiéndose lentamente y en el que ambos terminan ahogandose para perpetuar su amor.

Aunque la trágica muerte de Margaret le da sentido al nombre del disco, el desenlace le brinda un leve consuelo, pues antes de expirar se reencuentra con William, al tiempo que los fantasmas de los niños muertos regresan para vengarse del nefasto The Rake para poner punto final a una historia sin final feliz.



El genio narrativo de Meloy se ve enriquecido en esta entrega con una gran cantidad de artistas invitados entre los que destacan Shara Worden de My Brightest Diamond, (interpretando a la reina) Becky Stark de Lavender Diamond, (prestando su voz a Margaret) además del genial Jim James de My Morning Jacke y Rebecca Gates de The Spinanes.

Es oportuno decir que “The Hazards of Love” requiere de tiempo y atención para ser asimilado, pero bien vale la pena el esfuerzo, pues la calidad musical y narrativa de esta placa no tiene desperdicio.



The Decemberists
“The Hazards of Love"

Capitol
2009

La historia del disco surgió a raíz de la fascinación de Colin Meloy por un oscuro EP de folk británico editado por Ann Briggs en 1966. Con ese precedente, resulta lógica la influencia setentera que aflora de este disco y que recuerda a King Crimson o al Genesis post Peter Gabriel. Basta escuchar temas como “The Queen’s rebuke” para distinguir sintetizadores análogos, metales y clavicordios propios del rock progresivo que van subiendo de tono hasta alcanzar las notas conducidas por la impecable voz de Shara Worden, quien también muestra su potencial en la enérgica “The wanting comes in waves / repaid”.

“The Rake’s Song” -corte promocional del disco- es lo más parecido a un sencillo que puede encontrarse en una entrega que demanda ser escuchada de forma lineal, pues los escabrosos temas que hablan de muerte e infanticidio quedan fuera de contexto al escucharse por separado. Por fortuna también hay temas alegres como “Isn’t a lovely night” en los que la dulce voz de Becky Stark brilla cantando a dueto con Colin Meloy sobre una melodía conducida por las notas del acordeón y el banjo.

“The Hazards of Love” representa el paso más arriesgado de una banda decidida a salir de su zona de confort en cada disco y a mantenerse alejada del lugar común del éxito efímero. He aquí una obra atemporal que se mantendrá en el gusto del público por 9

Labels:

 
posted by drneon
Permalink ¤ 0 comments