Wednesday, February 11, 2009,8:53 AM
Abanderados de la generación berrinchuda


Glasvegas
"Glasvegas"

Por: Pedro Escobar


Reseña publicado en el número de Febrero 2009
de la revista Círculo Mix Up


A menudo, el entorno en el que se crean las canciones suele influir en la temática de las mismas. Glasgow, por ejemplo, padece un deprimente clima nublado con nueve meses de lluvia al año, que justifica porque el hartazgo, la frustración y los excesos –atmósferas excelentemente descritas en las novelas del escritor escocés Irvine Welsh- afloren en cada una de las canciones de Glasvegas.

Temas que giran alrededor de la desaparición de un padre (“Daddy’s gone”) los excesos del fanatismo futbolero (“Flowers and Football Tops”, “Go square go”) y los tormentos sentimentales (“Geraldine”, It’s My Own Cheating Heart That Makes Me Cry”) son la constante en su disco debut, grabado y producido en la unión americana por los experimentados James Allan y Rich Cotley (Franz Ferdinand, Muse, Interpol).


Aunque sus letras no temen reflejar la sórdida realidad y la indolencia que caracteriza a los jovenes de la clase trabajadora, su sonido no pasa de ser una versión light del shoegaze de The Jesus And Mary Chain mezclado con recurrentes estribillos que tratan de imitar –ingenuamente- las vocalizaciones de Joey Ramone.

El nombre de Glasvegas surgió al unificar el nombre de su ciudad natal de corte obrero- industrial con el de la ciudad de La Vegas, tan acostumbrada a la fiesta y el derroche. Nada más acertado para ilustrar las ambiciones de una generación acostumbrada a quejarse amargamente, pero que no renuncia a su derecho a reclamar sus diez minutos de fama sin proponer mucho a cambio. ¿Será que nos estamos acostumbrando a escuchar a los que gritan, sin prestar atención a los que de verdad tienen algo que decir?


Glasvegas
"Glasvegas"
Sony 2008

Labels:

Labels:

 
posted by drneon
Permalink ¤


1 Comments: